martes, 23 de julio de 2013

No hay remedio

No hay remedio
 no hay tormenta
no hay cadenas
ni guerras
nada puede apagar este destello
incomprendido y olvidado
 vibrante en su rincón
 en la piel
 ¡energía!
 en los valles
siempre hay algo que transporta
es la escensia que azota
todo el tiempo
en todo lugar
a viajar en el calor
¿quién podrá arrebatarse de si la locura que azota?
cierro los ojos
los abro
olvido
recuerdo
pierdo
 existo
es mi forma incomprendida
de sentir esta energía
y caminar entre edificios
y fantasmas
y volver
y sentir
es mi forma de existir en un lugar


perro hambriento
resisto
entre olas que murmuran
éxtasis
entrar
 abrir

lloraran estas flores el otoño
que desahucia la mañana
mientras
como empedernido
me niego a dejar
restos de mi nada
¡es mi forma incomprendida!
es el éter de mi alma
en el centro de la furia
a un costado del camino
entre acordes
 azuladas
reflejo de estrellas

Hay algo  que no cesa
mientrás sacuden las fronteras
saquean
amarran
y se expande resistiendo
el resplandor
como una muralla de eternas
reliquias.
Guardadas.
Perdidas.
Inventadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario